Estimados clientes,

Durante estos últimos meses hemos estado trabajando para lograr fabricar bloques de poliuretano de manera más sostenible y ecológica. De hecho, uno de nuestros principales retos ha sido, y seguirá siendo, reducir al máximo el impacto negativo que puedan tener nuestros productos químicos en los profesionales del sector y en el medio ambiente.

Siguiendo este objetivo, tenemos el placer de informarles que actualmente todos nuestros bloques de poliuretano para fresadoras y robots están libres de gases CFCs y HFCs, siguiendo las exigencias expuestas en los protocolos de Kioto y Montreal.

¿Qué son los gases CFCs y HFCs? Los CFCs y HFCs (clorofluorocarbonos y hidrofluorocarbonos) son unas familias de gases empleados durante años en cientos de aplicaciones industriales (embalajes, aerosoles, aires acondicionados, sistemas de refrigeración, solventes, espumas aislantes, etc.). Sin embargo, se descubrió que algunos de estos gases pueden persistir en la atmósfera durante más de 200 años y destruir la capa de ozono. Esta capa nos protege de la radiación ultravioleta del sol y su destrucción hace aumentar la incidencia de ciertos cánceres y provoca efectos negativos en el medio ambiente. Una gran proporción de los CFCs fueron substituidos por los HFCs. Los HFCs no suponen una amenaza para la capa de ozono, pero sí son gases que potencian el efecto invernadero, es decir, están directamente implicados en el cambio climático. Porello, la utilización de estos gases HFCs también debe evitarse.  

En este contexto, muchas empresas están trabajando enérgicamente para reducir la emisión de estos gases nocivos para nuestra salud i nuestro planeta. Diferentes estudios indican que si todos respetáramos la prohibición de utilizar los CFC el agujero que hay en la capa de ozono podría desaparecer para mediados de siglo.

OKM está orgullosa de participar en este reto humano y ecológico y, paso a paso con la ayuda de nuestro departamento de I+D, estamos avanzando para transformarnos en una empresa más respetuosa con nuestro ecosistema. ¿Te apuntas?

El equipo OKM.